Blog

Conoce los peligros que hay al consumir la fruta que se vende en la playa

Publicado el

En verano, es lógico que hayas escuchado que comer mayonesa o alimentos que contengan huevo o lácteos, es peligroso y hay que tener sumo cuidado con ello. Sin embargo, basta con mirar un poco más allá de todo ello, para darnos cuenta de que hay alimentos que se venden de forma ambulante que tampoco son muy beneficiosos y que podrían acarrear problemas de salud. En este artículo, destacamos cuáles son los que pueden ser perjudiciales y que se venden en la playa.

Fruta fresca que puede estar contaminada

La fruta que se vende en las playas como puede ser el coco o la sandía, tiene un aspecto fabuloso a la vista, pero lo que realmente importa, es el hecho de que en el sabor distará mucho de ello. Los mojitos que se venden en la playa o la fruta fresca, son aperitivos que podrían costar una visita al hospital.

Al margen de que vender estos alimentos de forma ambulante está prohibido, según un vídeo publicado por la Policía de Marbella, permite a los ciudadanos conocer en qué estado se transporta y conserva la fruta y los mojitos.

Se trata de coches no muy limpios con tuppers de dudosa higiene con restos de comida por todos lados y neveras que están en muy mal estado. Se trata de una imagen bastante alejada de lo que en realidad debería ser un sitio donde almacenar comida.

Condiciones de salubridad muy precarias

En verano, consumir fruta a más de 40 grados en muchos días ya preparada y cortada, no es muy recomendable por el hecho de que puede estar en mal estado, carece de vitaminas y cuyo rigen es desconocido. Por mucha sed que se pueda tener o hambre, no hay que olvidar que consumir este tipo de alimentos, puede llevarnos directamente la hospital por una gastroenteritis u otra dolencia.

Así que a partir de ahora, en caso de que te apetezca comer en la playa fruta fresca, lo mejor es que vayas preparado o preparada con antelación y te la lleves de casa cortada y bien conservada en tuppers limpios.