Blog

¿Por qué es saludable la paella?

Publicado el

Comer una paella sana en la Malvarrosa (Valencia) va más allá de degustar la receta valenciana por antonomasia. Consiste en saber que estás probando un plato tradicional que está riquísimo y que, además, está repleto de propiedades nutricionales. Sabroso y sano, ¿qué más puedes pedir?

Los ingredientes de una paella saludable en Valencia

Hoy en día, parece que las cosas más saludables son las menos apetitosas y al revés. Sin embargo, tenemos joyas en la gastronomía española que encontrarás en una buena arrocería en Valencia. Los ingredientes de la paella variarán según vas recorriendo el Levante, pero si nos centramos en la valenciana, estos son los principales:

Aceite de oliva. El primer ingrediente que se usa para hacer una paella saludable en Valencia y que, como ya sabes, tiene innumerables propiedades beneficiosas para el organismo, sobre todo, derivado de sus ácidos grasos monoinsaturados.

Verduras. La receta original utiliza unas verduras muy concretas como son la tabella, la ferraura, el garrofón y los tomates, ricos en vitaminas y minerales.

Marisco. Tiene un alto contenido en proteínas, así como en minerales (hierro, selenio y zinc, principalmente).

Carne de pollo y conejo. Son las carnes menos grasas que hay en el mercado, además de fuente de proteínas y de vitaminas del grupo B y E. El conejo tiene más cantidad de estas vitaminas que otras carnes.

Arroz. Fuente de carbohidratos, el arroz proporciona mucha energía y te ayuda a lidiar contra la obesidad. Es rico en vitaminas C, A y compuestos flavonoides y fenólicos.

En definitiva, si visitas Valencia no olvides probar una paella sana en un buen restaurante de la Malvarrosa. No solo le darás un gusto a tu paladar, sino que estarás aportando a tu organismo varios nutrientes esenciales. Si estás a dieta, esta receta también contribuirá a mantener la línea, ya que apenas lleva grasa y la que tiene es de alto valor nutricional.

imagen

La gastronomía valenciana entra al cine internacional

Publicado el

Los actores Kiko Moya, Alberto Redrado y Luis Moya han dado vida en las pantallas del cine a la acción vivida en el restaurante l’Escaleta, un punto gastronómico de la Berlinale. En el film se narra desde el punto de vista del personaje de Luis Moya todo lo implicado en el regreso al hogar luego de un tiempo de ausencia teniendo como meta ayudar a la familia.

Presentada durante el Culinary Zinema, esta obra mostró junto a diversos films documentales y películas de ficción el mundo gastronómico desde otra perspectiva, poniendo al descubierto tanto las diferentes facetas de la industria culinaria, como los sentimientos que suelen acompañar a quienes forman parte de ella.

La película y su tema

Y en cada lenteja un dios” es el título con el que se designó a esta obra en la cual se centra la historia en los esfuerzos de un hijo y hermano que busca mostrar la cocina elaborada en l’Escaleta desde un punto de vista que traspase lo simple.

Lo que la hace diferente es el esfuerzo por mostrar tanto la identidad como el esfuerzo de una familia dedicada a la gastronomía y que se expresa a través de esta.

La historia del personaje sirve como base para el desarrollo de la película, contando un retorno al hogar cimentado en el amor más puro y profundo que pueda existir, tanto para la familia como para la comida y la tierra de origen.

El escenario es la Comunitat Valenciana, en medio de la cual se ve el crecimiento y la actividad de los personajes que forman parte del restaurante, la evolución del mismo durante el transcurso de los años y el crecimiento que la cocina de l’Escaleta ha tenido durante casi 4 décadas.

Si bien parece la temática de una película romántica o de recuentos de vida, los sentimientos que recopila no se limitan a este tipo de películas, dando así la oportunidad de descubrir una faceta humana que no es tan fácil de ver, los sentimientos y vidas detrás de un restaurante.

El sofrito, la clave de una paella

Publicado el

Aunque hay muchos tipos de paella, todas ellas tienen un denominador común: el sofrito. Y es que para hacer una receta que deje a todos los comensales con buen sabor de boca, la base debe estar compuesta por: aceite, ajo, y tomate natural. En la paella valenciana no se pone cebolla ni pimiento. Si lo haces, mejor tritúralo, rompe mucho encontrar trocitos de cebolla o de pimiento en la paella valenciana.

Cómo lograr un buen sofrito a la hora de hacer una paella

Es interesante destacar que el sofrito es la base de multitud de recetas de cocina, como pueden ser los purés, la carne en salsa o el pescado. Su principal objetivo es potenciar el sabor del resultado final y hacer platos más apetitosos. Su elaboración es muy sencilla pero, como todo, no puedes hacerla de cualquier manera para que no te estropee todo el guiso.

Cualquier restaurante especializado en paellas comenzaría, en primer lugar, cuidando los ingredientes. Elige aceite de oliva virgen extra (el que mejor soporta altas temperaturas y que mejores propiedades nutricionales tiene), los tomates tienen que estar rojos y bien maduros pero no pasados. Sofríe las verduras y la carne teniendo en cuenta que después tiene que cocer junto con el arroz. No arrebates el fuego, fuego medio es lo apropiado.

Pon el aceite en la paellera y caliéntalo a media temperatura. Cuando veas que coge temperatura, échale la carne, cuando se ponga blanca le añades el pimentón y después le pones la verdura hasta que la carne se dore ( ese colorcito a asado pero sin torrarla) Dale unas cuentas vueltas corta y pon el tomate. Ten todo en el fuego unos minutos y ya tendrás un rico sofrito hecho. No sofrias mucho el tomate o se desintegrará y se transformará en agua que se evaporará

En conclusión, si quieres hacer una buena paella, comienza haciendo un buen sofrito con ingredientes frescos y ten cuidado con los tiempos de cocción.

imagen

El ajoaceite pega con el arroz negro

Publicado el

Ajoaceite y arroz negro, la combinación perfecta para poder apreciar al máximo los sabores de un plato único. Sin embargo, ¿te has parado a pensar en las propiedades de esta famosa salsa? Te las contamos a continuación.

Alioli y arroz negro

Nadie duda a la hora de mezclar alioli y arroz negro. Sin embargo, pocos conocen que lo que parece una simple salsa no deja de ser una excelente medicina natural. Empezando porque la mayonesa con ajo no es un alioli y siguiendo porque para elaborar esta salsa solo necesitas ajo y aceite de oliva de calidad.

Este último ingrediente te aporta omega 3, limpia tus arterias y te da ese punto de energía que necesitas para afrontar tu rutina diaria. Y el ajo, tan repudiado injustamente, es un antibiótico natural con el que podrás mantener la eficacia de tu sistema inmunológico sin esfuerzo alguno.

Es decir, una cucharada de alioli, o ajoaceite si prefieres el término, es una medicina natural que podrá ayudarte a evitar que contraigas infecciones y que te suba el colesterol, por citar solo dos de sus múltiples propiedades. ¿No te parece asombroso?

Si a esto le añades que el arroz negro te aporta antioxidantes, proteínas, vitaminas y minerales; que es bueno para reducir los síntomas de las enfermedades de la piel y que mejora los síntomas del asma y de otras enfermedades inflamatorias gracias a que suprime la histamina y ayuda al hígado a trabajar mejor, la combinación no puede ser más positiva.

La próxima vez que visites Valencia pásate por una arrocería de la playa de la Malvarrosa, pide ajoaceite y arroz negro y disfruta como nunca. No solo estarás probando un plato tan típico como imprescindible sino también mejorando tu salud y la de los que te acompañen. Más por menos imposible. ¿Te apetece un plato de arroz negro con alioli?

 

imagen

Prueba el suquet de peix

Publicado el

Probar un buen suquet de peix en la Playa Malvarrosa es una de las obligaciones que tienes si vas a Valencia. Sin embargo, no siempre parece estar claro en qué consiste esta receta, cuáles son sus ingredientes y qué te aporta desde el punto de vista nutricional. Abordamos estos aspectos a continuación.

Suquet de pescado en una playa de Valencia

Esta receta es típica de la Comunidad Valenciana. Su origen es de lo más humilde ya que fueron los pescadores los que lo crearon. Con el pescado que tenía menor salida comercial creaban un guiso en el que cocían durante largo tiempo diversos pescados para extraerle el jugo, de ahí su nombre. En este plato la clave está en su salsa. Cada uno de los restaurantes especializados en esta receta tiene su secreto. Es un plato que solo acepta una especia, pimentón y sin abusar, todo lo demás lo tiene que hacer un buen fumet de pescado.

A esa olla se le añadían verduras de todo tipo especialmente tomate y cebolla así como uno de los grandes secretos para que la salsa ligue mucho mejor: la patata. Hoy en día, los mejores pescados son protagonistas de este plato y no es complicado degustar en Valencia un suquet de rape y marisco.

Aporte nutricional

Como plato es más que saludable y adecuado para personas de todas las edades. En primer lugar, por el aporte de vitaminas, proteínas y minerales del pescado y del marisco que suele utilizarse para su elaboración. Y en segundo lugar, por los carbohidratos que aporta la patata. Es uno de esos platos perfectos para degustar los fines de semana. Podrás decirle adiós a tu cansancio acumulado con enorme facilidad.

Así que no lo dudes, busca un restaurante especializado en suquet de peix en tu próxima visita a Valencia. Recuerda que sentarse a comer un suquet de peix en la playa de la Malvarrosa es una de las experiencias gustativas más alucinantes que jamás podrás vivir en primera persona. En grata compañía, seguro que terminarás viendo la vida de otro color.

Marida perfectamente con verdejo, sauvignon blanc y albariño.

imagen

Ferias gastronómicas y sus cualidades

Publicado el

Los congresos gastronómicos tienen un propósito claro, buscan mejorar la opinión y conocimientos de la comunidad y hacer que la gastronomía sea vista desde una perspectiva adecuada. Dicha perspectiva incluye mostrar una verdad básica de la gastronomía, comer es algo más que simplemente suplir una necesidad innata, pues al comer y al beber también puede sentirse placer.

Y en estos congresos precisamente se busca innovar en este cometido, pues todo lo expuesto debería tener como meta el mejorar la las ya efectivas maneras de presentar platos, bebidas y otras elementos que se incluyen en la gastronomía. Sin embargo las ferias gastronómicas en España han pasado por momentos en los que no todo parece ser positivo, ¿Por qué?

La monotonía

Las exposiciones son elementos necesarios en un congreso, pero eso no significa que deban ser rutinarias y aburridas. Por desgracia esto está ocurriendo, pues a veces se incluyen largas charlas de acciones que se muestran como un descubrimiento, como una maravilla culinaria perdida, y al final solo son una experiencia que, según el ego del orador; es digna de elogios y atención.

Lo mismo ocurre con el mercadeo pues está bien fomentarlo, pero hay que darle su lugar. Abarcar mucho tiempo a hablar de algo o alguien que no aportara beneficio practico a los asistentes ni genera verdadero interés es en realidad generar monotonía. El poner sobre la mesa los factores Contenido culinario vs Información innecesaria, permitirá definir que material aportara calidad al congreso.

Una luz de esperanza

A pesar de lo comentado, existe algo en todos los congresos que siempre es apreciado y esperado, la exposición de innovaciones en productos y utensilios. El interés de los asistentes por elementos útiles y que permitan una mejor labor siempre está latente, por ello es necesario satisfacer esta necesidad con material de calidad.

Claro, este no debe ser el punto principal, pero ya que usualmente se salvan los errores con estas secciones, se debe aprender de ellas al seleccionar el material general del congreso. Cuando se tiene la oportunidad de conocer productos o descubrimientos sin la presión de mercadeo, exceso de palabras ni pérdida de tiempo se disfruta la experiencia, y eso es lo que se busca al reunir a tantos fanáticos y expertos de la gastronomía.

Y aunque siempre existirán conflictos de opiniones, quienes organizan estos eventos pueden aprender de sus errores y mejorar sus puntos positivos, pues siempre puede encontrarse un factor de equilibrio en el que el contenido de calidad resalte y lo complementario cumpla esa función, y no al revés.

Sorolla y la playa de la Malvarrosa

Publicado el

La relación entre Sorolla y la playa de la Malvarrosa ha permitido que este hermoso escenario pase a los anales del arte. El pintor valenciano supo como pocos captar los reflejos de la luz en el agua, la belleza del paisaje costero y las vidas de las personas que decidían pasar un tiempo en la Malvarrosa.

Pintura y gastronomía de calidad

Joaquín Sorolla y Bastida es uno de los pintores más reconocidos que ha dado el país. Nació en Valencia en 1863 y a su muerte, en 1923, había realizado más de 2200 pinturas. Su estilo mezclaba la pasión por los reflejos de la luz del impresionismo con el luminismo.

La playa de la Malvarrosa, hoy conocida por las paellas de gran calidad que se sirven en los restaurantes de la zona, fue protagonista de parte de su obra pictórica. Si eres un amante del arte, seguro que te suenan cuadros como Pescadoras valencianas, Las tres velas Paseo por la playa.

En ellos plasmaba la vida cotidiana de la playa, su belleza y el reflejo del sol en el viejo mar Mediterráneo. Vivía a pie de playa, en la Casa dels Bous, y pintaba sus cuadros aquí.

Incluso cuando decidió mudarse y vivir en Madrid, la playa de la Malvarrosa seguía siendo un potente imán para el pintor. No dejaba de volver cada verano para inmortalizar la vida en torno al mar. Pintura y gastronomía de calidad se dan cita en esta singular playa.

La mejor paella en la playa

Habla de Sorolla y de la playa de la Malvarrosa es hablar de arte con mayúsculas. Además, es uno de los lugares más destacados donde probar la mejor paella en la playa. Así, disfrutarás de la belleza que encandiló al pintor valenciano mientras degustas el plato estrella de la gastronomía de esta tierra.

imagen

All i pebre y suquet: platos típicos valencianas

Publicado el

El all i pebre y el suquet gozan de gran popularidad en la gastronomía valenciana. Ambos provienen de entornos costeros, donde la vida en la mar era la única forma de sustento. En estas circunstancias el genio se afina y se crean diversas formas de contentar a un estómago hambriento.

El all i pebre

Encontrarás el origen de esta suculenta especialidad cerca del lago de la Albufera. Su origen, además, está muy ligado con la abundancia de anguila en unos tiempos ya lejanos. Este pez es la clave de toda receta de all i pebre, la cual también necesita aceite de oliva, ajos, guindilla,  pimentón y patatas.

Todos estos productos estaban presentes en las casas de los pescadores más humildes, auténticos artífices de este plato que no debes dejar de probar en un restaurante especializado en paellas, all i pebre y sucs de la Malvarrosa.

Origen del Suquet

La suquet es un plato valenciano que apareció en diferentes enclaves pesqueros de lo que hoy es la Comunidad Valenciana. En muchas ocasiones dar salida a todo el pescado conseguido durante la jornada era difícil.

Algunos especímenes no daban la talla o, simplemente, no gustaban a los compradores por su aspecto. Para no desperdiciar las capturas se acabó por desarrollar esta salsa, la cual parte de un guiso sencillo realizado a base de pescados de roca o de carne tersa. Los mejores restaurantes ahora lo preparan con rape, merluza o pescados carnosos que absorven bien el sabor y cuya textura es tierna.

En ocasiones se le añadía azafrán para aportar una nota de color y se utilizaban los ingredientes que tuvieran a mano. Pimientos, pan, cebolla, vino blanco o puerros están presentes en las recetas actuales.

Las joyas que ofrece un buen restaurante especializado en all i pebre y suquets

El all i pebre y el suquet son dos emblemas de la cocina valenciana que no te puedes perder. Los sabores más intensos te están esperando. Si eres un fanático del buen comer, estas especialidades gastronómicas valencianas colmarán tus expectativas con creces.

imagen

El origen de la fideuá

Publicado el

La fideuá es un plato que alberga ciertas similitudes con la paella y que cuenta con un origen de lo más peculiar. La historia está repleta de anécdotas que la enriquecen y la hacen mucho más amena. En el caso de este plato; un poco de tacañería y la maña de un cocinero se unieron para inventar un nuevo manjar.

Fideuá de marisco, una delicia fortuita

La mar ofrece grandes riquezas y una forma de vida caracterizada por la dureza del trabajo. Sin embargo, siempre hay momentos en los que degustar una buena paella. La tripulación del Santa Isabel no fue ajena al hambre un buen día de 1930 y el cocinero de a bordo, Gabriel Rodríguez Pastor, decidió sorprender con un buen plato.

Los ingredientes los tenía bien frescos, ya que utilizó capturas recientes y marisco obtenido de las aguas del Mediterráneo. Sin embargo, hubo un pequeño problema, como siempre suele suceder cuando se va a producir un invento.

Debes saber que el patrón de la embarcación siempre escatimaba con el arroz, por lo que a Gabriel Rodríguez no le quedó más remedio que agudizar el ingenio. El marisco y el pescado estaban casi al punto, así que recurrió a los espaguetis que llevaba en el barco. Los partió muy pequeños e intentó que imitaran al arroz; veía venir la debacle.

Sin embargo, la fideuá de marisco encantó a los marinos, quienes no dudaron en hablar muy bien de tal innovación y extenderla por toda la región.

Pruébala en una arrocería en la playa de la Malvarrosa

Si degustas una fideuá, estarás probando uno de los grandes platos de la gastronomía valenciana. No hay mejor lugar que una arrocería en la playa de la Malvarrosa para tomar esta delicia que surgió de una afortunada coincidencia y de un agudo ingenio.

imagen

¿Cómo es la verdadera paella valenciana?

Publicado el

La paella es, posiblemente, el plato español más reconocido a nivel mundial. Sin embargo, se suele olvidar, con demasiada facilidad, que su origen es valenciano y que lo que se vende como paella valenciana no tiene nada que ver con la receta primigenia. Te lo demostramos a continuación.

¿Qué ingredientes lleva la paella valenciana?

Si pides paella en la Malvarrosa- playa de Valencia- y quieres probar la de toda la vida, degustarás los siguientes ingredientes: arroz, tomate, judía verde plana, pollo, conejo, sal, aceite de oliva Virgen Extra, azafrán y garrofón (una judía blanca de gran tamaño típica de la zona).

¿Y la cebolla? Te preguntarás, pues en el mismo lugar que las gambas, el marisco o el chorizo que añadió Jamie Oliver a su versión de este plato. El motivo de que esta receta tenga estos ingredientes es bien sencillo: se trata de una preparación creada por personas humildes que cocinaban este plato con lo que tenían a mano.

Quizá también ignores que esta receta tiene una denominación de origen y que más de un 90 % de los encuestados al respecto desconocen que este es el único plato que puede recibir tal apelativo. El resto considera decir que todo lo que se cocina en el recipiente homónimo se puede denominar así, pero es incierto.

Así que ya sabes, si quieres preparar una paella auténtica compra los ingredientes arriba expuestos. Para cocinarla correctamente comienza sofriendo la carne, después añade la verdura, un buen caldo, el azafrán y el arroz. Para que te quede en su punto no la muevas en ningún momento.

Si prefieres ahorrarte este trabajo, pásate por la Malvarrosa para que te sorprendamos con nuestra propuesta. Seguro que no tardas en darte cuenta de que jamás habías probado una paella así, un magnífico plato elaborado tal y como ordenan los cánones.

imagen