Blog

El origen de la fideuá

Publicado el

La fideuá es un plato que alberga ciertas similitudes con la paella y que cuenta con un origen de lo más peculiar. La historia está repleta de anécdotas que la enriquecen y la hacen mucho más amena. En el caso de este plato; un poco de tacañería y la maña de un cocinero se unieron para inventar un nuevo manjar.

Fideuá de marisco, una delicia fortuita

La mar ofrece grandes riquezas y una forma de vida caracterizada por la dureza del trabajo. Sin embargo, siempre hay momentos en los que degustar una buena paella. La tripulación del Santa Isabel no fue ajena al hambre un buen día de 1930 y el cocinero de a bordo, Gabriel Rodríguez Pastor, decidió sorprender con un buen plato.

Los ingredientes los tenía bien frescos, ya que utilizó capturas recientes y marisco obtenido de las aguas del Mediterráneo. Sin embargo, hubo un pequeño problema, como siempre suele suceder cuando se va a producir un invento.

Debes saber que el patrón de la embarcación siempre escatimaba con el arroz, por lo que a Gabriel Rodríguez no le quedó más remedio que agudizar el ingenio. El marisco y el pescado estaban casi al punto, así que recurrió a los espaguetis que llevaba en el barco. Los partió muy pequeños e intentó que imitaran al arroz; veía venir la debacle.

Sin embargo, la fideuá de marisco encantó a los marinos, quienes no dudaron en hablar muy bien de tal innovación y extenderla por toda la región.

Pruébala en una arrocería en la playa de la Malvarrosa

Si degustas una fideuá, estarás probando uno de los grandes platos de la gastronomía valenciana. No hay mejor lugar que una arrocería en la playa de la Malvarrosa para tomar esta delicia que surgió de una afortunada coincidencia y de un agudo ingenio.

imagen