El plato deseado por los turistas que visitan Valencia: la paella

La paella es el plato típico tradicional de Valencia, reconocido mundialmente y foco individual de atracción turística por sí mismo. Es un símbolo de la ciudad que adquiere una mayor relevancia si cabe durante los meses de verano. A continuación se describen los diversos tipos de paella que se pueden degustar en los innumerables restaurantes de la zona.

Meeresfrüchte-Paella
Incluye como principal característica la inclusión de marisco, siendo elegidos principalmente el bogavante, las almejas y los langostinos. Lo habitual es trocear el bogavante en la paella, utilizando preferentemente hembras debido a su mayor contenido de carne. Se adiciona el marisco al arroz y seguidamente se añade pimiento verde, tomate, ajo y cebolleta.

Paella de carne
Consumida también por aquellos que frecuentan la playa Malvarrosa en busca de una buena arrocería. La carne que generalmente se incorpora a este plato es de cerdo, pollo o conejo. La carne seleccionada previamente suele salpimentarse, para una vez troceada ser mezclada con el arroz junto a las verduras que se desee introducir, como zanahorias, puerros, pimientos o cebolla.

Paella valenciana
La más emblemática de Valencia, servida con excelente presentación, puede ser encontrada en un buen Restaurante de la Malvarrosa. Esta utiliza como ingredientes pollo, conejo, judías y garrofón, además de tomate, aceite, agua, romero, azafrán, perejil, sal y por supuesto arroz.

Puede verse también con caracoles y alcachofas en función del lugar en el que se consuma. La clave para conseguir su singular sabor pasa por realizar un buen sofrito en una paella de gran tamaño, en la que se añade agua en una cantidad que triplique la de arroz.

Estos son solo algunos tipos de paella, seleccionados por ser los más comunes, entre los muy diversos que hay. Para aquellos que visitan Valencia, se recomienda no dejar pasar la oportunidad de probar un plato tan exquisito como este.

Imagen

Nuestras clásicas cartas