¿Por qué gusta tanto el socarrat?

Si estás pensando en venir a comerte una paella en la Malvarrosa, quizá te interese saber por qué el socarrat es tan importante. Te lo contamos a continuación.

Importancia del socarrat en la paella

Se denomina así a la capa, de unos dos milímetros de espesor, que se forma entre el arroz y la base de la paella. La misma se crea durante la cocción, ya que las grasas y el azúcar de los ingredientes van bajando progresivamente acumulándose en el fondo. El objetivo es crear una capa crujiente con un sabor intenso que convierta su degustación casi en un examen para tu paladar.

La idea es tostar, que no quemar el arroz y combinarlo con el resto creando así texturas diversas y matices gustativos más interesantes. Para lograrlo debes tener en cuenta dos factores fundamentales:

· El tipo de ingredientes utilizados. Si eres el cocinero debes controlar la cantidad de líquido de cada uno de ellos, medir su cocción y evitar que el arroz se te quede demasiado seco.

· La cantidad de caldo a utilizar. La proporción siempre es el doble de caldo que de arroz, pero también depende del tipo de paella que se utiliza, del tipo de fuego y del punto que le quieras dar.

El punto exacto del socarrat se consigue cuando el colágeno comienza a dorarse. Lo de subir el fuego al máximo los últimos tres minutos solo conlleva que el arroz se queme y termine por amargar el plato y por arruinar la paella. Insistimos, se trata de caramelizar la primera capa de arroz que está en contacto con el acero de la paella, no de tostarlo.

Un secreto que solo controlan los mejores cocineros

El uso de una paella de acero pulido, el no mover el arroz, la intensidad del fuego en cada momento de la cocción y la experiencia son matices imprescindibles para lograr el socarrat, un lujo para la cultura gastronómica que puedes degustar en la Malvarrosa mientras saboreas tu paella mirando al mar. ¿Te atreves a probarlo?

imagen