Blog

De la paella a la Pachamanca, la Navidad en las mesas del planeta

Publicado el

Turrones, mazapanes y polvorones son la guinda del pastel navideño español; aunque no se pueden omitir platos como el marisco, el capón o el cordero en Navidad. La celebración de esta festividad de origen católico no sienta a la mesa a los mismos invitados culinarios en las distintas regiones del mundo. Así, si en el caso español una arrocería cerca de la playa o, por ejemplo, un buen restaurante de la playa de la Malvarrosa de Valencia son una opción que cuenta con adeptos para degustar una paella también en época navideña, en el resto del mundo se comen otros platos tradicionales de este momento del año.

En Francia se opta por el «foie-gras» de pato

En la elección de las exquisiteces con que cada país festeja la Navidad, o la entrada en el nuevo año, influye especialmente el hemisferio en que se sitúan los distintos territorios. Mientras que en el norte es invierno, en el sur es verano. De este modo, en Cuba se apuesta por el lechón asado con congrí (arroz con frijoles), yuca y ensaladas. De modo similar, la Navidad es sinónimo de hallacas en Venezuela; y de ensaladas frías, cerdo agridulce y frutas en Argentina. Por su parte, en Perú es muy habitual saborear la pachamanca, una comida de origen inca elaborada mediante la cocción conjunta de distintas carnes.

Ya en el hemisferio norte, Japón es tierra de fideos, de brotes tiernos de bambú o de frijoles de soja. Al tiempo, en EEUU se prefiere el filete de res mientras en Francia, por ejemplo, se opta por el «foie-gras» de pato o de oca, el «boudin blanc» o el pavo asado. Carnes como el «roast beef», el pato, el conejo y el faisán son típicas en Holanda y el Reino Unido.

Y, en último lugar, entre los dulces tradicionales destacan el Panettone o las galletas de jengibre, originarios de Italia y Suecia, respectivamente. Son el broche de una celebración ancestral.

Imagen.

Deja una respuesta