Blog

Comilonas y más comilonas

Publicado el

Con la Navidad, es momento de sentarse a la mesa para disfrutar de buenos manjares. El producto estrella es el turrón, el dulce por excelencia en sus múltiples modalidades: duro, blanco o de sabores. El marisco también asoma en estas fiestas pese a su elevado precio. Las gambas, los bogavantes o los centollos nos permiten darnos un capricho. El cocido suele ser el plato elegido para el día de Navidad. Las uvas le ponen el broche al año y el Roscón de Reyes decide si pagamos el dulce o nos coronamos.

La paella, el plato más típico de nuestra tierra

Si hay un plato representativo de nuestra ciudad, este es la paella valenciana. El arroz, el pollo, el conejo y la verdura se unen para formar un plato delicioso. Los ingredientes están claros y se debe acudir a restaurantes de referencia para evitar desagradables sorpresas. Los productos de la huerta y del mar ofrecen proximidad y calidad a partes iguales.

Además de la tradicional paella valenciana, otras opciones son realmente interesantes. El pescado otorga al arroz un sabor exquisito. El arroz a banda, el arroz del senyoret o el arroz caldoso pueden ser un auténtico éxito. Otras opciones con boletus, pato o foie son muy innovadoras e igualmente sabrosas. Las calderetas son otra opción de cuchara a tener en cuenta.

Ensaladas y aperitivos como entrantes

Antes de degustar nuestro arroz, podemos amenizar la espera con una buena ensalada con productos de la tierra, unas típicas patatas bravas, unas clochinas o unos calamares a la romana.

Un buen postre y un buen café completan la comida. Un tiramisú, un bizcocho, leche frita o flan casero son delicias que no puedes obviar. Todo en un entorno privilegiado y sintiendo la brisa del mar. Con la experiencia asegurada y los mejores ingredientes posibles. Todo un lujo para los sentidos.