Blog

Cuatro curiosidades que debes conocer sobre el arroz de Valencia

Publicado el

Sol, calor y playa. El verano, esa estación tan alegre que se aproxima, trae consigo multitud de alegrías y una de ellas es el descanso durante las vacaciones. Y qué mejor que disfrutar de ellas con una rica paella valenciana, un arroz negro o un arroz a banda.

El arroz de Valencia es considerado uno de los mejores del mundo y conviene conocer su historia para saber qué comemos y qué se esconde detrás de uno de los ingredientes más representativos de los valencianos a nivel mundial.

La introducción del arroz en Valencia viene de los árabes durante el siglo VIII, Sueca y las tierras cercanas a la Albufera de Valencia son las más tradicionales. Además, el arroz se cultiva en las dos provincias restantes que componen la Comunitat Valenciana. En Alicante se cultiva en Pego (en el área de influencia del Parque natural del Marjal de Pego-Oliva) y en Castellón en Almenara y en al ciudad de Castellón de la Plana.

Debido a las características físicas, el litoral de la Comunidad Valenciana es el lugar perfecto para que se cultive el arroz, debido a la cantidad de marjales y zonas húmedas que son inundables fácilmente.

El documento más antiguo que recoge la existencia de arrozales en las zonas valencianas es el denominado Llibre del Repartiment de València, por el que Jaime I distribuyó los territorios conquistados entre sus colaboradores en el año 1238.

Nuestro arroz cuenta con tres tipos de variedades: bomba, senia y albufera. El de tipo senia es un tipo de arroz que absorbe extraordinariamente el saber, contiene una textura muy cremosa y una vez se han cocido resultan muy jugosos.

El arroz bomba es el arroz que tiene una mayor fama y reconocimiento por sus características. Sus referencias se sitúan en el año 1913, absorbe muy bien el sabor y es un grano firme y suelto. El grano, una vez cocinado, ofrece aspectos muy positivos puesto que cuando se enfría adquiere una mayor consistencia y exuda parte de ese líquido absorbido. De esta forma, queda mucho más jugoso y sabroso una vez se ha retirado del fuego. Además, otra de las ventajas con las que cuenta es la resistencia que tiene a la sobrecocción.

El tercer tipo arroz es el de la albufera, que se caracteriza porque una vez cocido, resulta muy cremoso con una textura firme. Una vez retirado del fuego, el grano no evoluciona, manteniendo así sus cualidades organolépticas intactas.

Como pueden observar, toda gastronomía guarda una historia y una variedad detrás que conviene conocer, puesto que la gastronomía de cada ciudad forma parte de su cultura. Ahora, cada vez que se disfrute de una paella o cualquier plato de arroz, conoceremos diferentes aspectos sobre este ingrediente, más allá de su excelente sabor.