Blog

Casa Isabel-Arrozdelsenyoret

Breve historia de la paella

Publicado el

La paella es el plato valenciano más típico y el que más ha traspasado fronteras. En la actualidad es difícil encontrar a alguien que no conozca este sabroso plato: su fama se ha ido forjando durante los más de cinco siglos de existencia.

La paella se originó en la Valencia de mediados del siglo XV o principios del XVI, en las áreas rurales, de la manera más casual. La gente del campo, campesinos y pastores con pocos recursos, tenía la necesidad de preparar una comida sencilla con los ingredientes que encontraban a su alcance. Y es que ya lo dice el refrán: la necesidad agudiza el ingenio.

Poco a poco la paella, que empezó preparándose con carnes de caza, conejo o liebre, verdura de la huerta, arroz, azafrán y aceite de oliva, fue incorporando otros ingredientes; como los pescados y el marisco en las zonas costeras, dando origen a varios tipos de paella.

Con el tiempo la paella se ha convertido en un verdadero manjar digno de los paladares más exigentes y llegó a ser la mejor embajadora de España en todo tipo de eventos.

¿Dónde encontrar un restaurante especializado en paellas?

En la Playa de la Malvarrosa, la más mítica playa de Valencia, encontrarás los mejores arroces con las mejores vistas disfrutando del sol, la brisa marina y el ruido de las olas.

Saborear una deliciosa paella en la Malvarrosa es una de las experiencias gastronómicas más placenteras que existen.

Si buscas un restaurante especializado en paellas, esta zona de Valencia es la idónea. Escoge un restaurante tradicional y familiar en el que sepan cocinar una paella valenciana respetando la receta original, para así obtener el mejor sabor.

Si quieres disfrutar de Valencia y su gastronomía, visita la arroceria en la playa de la Malvarrosa y saborea uno de los platos valencianos más internacionales.
imagen

La paella se tiene que hacer en “la paella”

Publicado el

Si estás en Valencia verás cómo cualquier restaurante especializado en paellas utiliza para cocinarla el recipiente que da nombre al plato: la paella.

Pese a que la Real Academia Española de la Lengua acepta tanto el término “paella” como el término “paellera” para referirse a este recipiente, en Valencia, lugar de nacimiento de este plato, no se utiliza este último término, porque se considera que hacer referencia a la cocinera que guisa la paella.

El recipiente en el que se cocina el plato valenciano más internacional debe tener unas características concretas para que el resultado sea el deseado.

¿Cómo debe ser una paella?

El recipiente conocido como paella es una sartén sin mango a la que se han añadido dos asas para controlar mejor el peso durante el proceso de cocinado y transporte de este plato.

Lo más común es encontrar paellas de acero pulido, pues durante la cocción alcanza elevadas temperaturas porque está en contacto directo con el fuego de leña. De este modo, el arroz estará suelto mientras evapora todo el caldo.

El diámetro varía en función de las raciones, pero suele ser mínimo de 20 centímetros, para una ración individual hasta de 130 centímetros para 100 personas.

El recipiente no debe ser muy hondo, con una altura de entre 5 centímetros para el menor de los diámetros, y de 15 para el mayor.

Si quieres saber cómo se cocina una verdadera paella pásate por la Playa de la Malvarrosa, la playa más concurrida Playa de Valencia y comprueba cómo se preparan las mejores paellas.

La paella en la Malvarrosa se cocina siguiendo la tradición culinaria valenciana: en paella de acero pulido con asas. Esta combinación de factores cambia radicalmente el sabor de este plato, haciéndolo más suculento. Prueba en la arroceria de la Playa de la Malvarrosa una paella única.
imagen

Cuatro curiosidades que debes conocer sobre el arroz de Valencia

Publicado el

Sol, calor y playa. El verano, esa estación tan alegre que se aproxima, trae consigo multitud de alegrías y una de ellas es el descanso durante las vacaciones. Y qué mejor que disfrutar de ellas con una rica paella valenciana, un arroz negro o un arroz a banda.

Leer más

Los antiguos merenderos de la Malvarrosa

Publicado el

En Valencia, Malvarrosa, playa y gastronomía son sinónimos. Lo son desde que, durante la primera mitad del siglo veinte, la Playa Malvarrosa se convirtiera en la Playa de Valencia por antonomasia. Los chiringuitos, primero, y los restaurantes, después, han convertido la Malvarrosa en el lugar que viene a la mente siempre que en Valencia toca buscar un restaurante especializado en paellasall i pebre o esa deliciosa caldereta de marisco que aquí, en Valencia, llaman suquet.

Evolución y autenticidad

Los restaurantes que han hecho que disfrutar de una Paella en la malvarrosa sea algo imprescindible cada vez que se visita Valencia no siempre han sido como los conocemos ahora. En principio, una Arroceria de playa Malvarrosa tenía poco o nada que ver con los  locales de los que hoy disfrutamos. A mediados del siglo pasado, los restaurantes que hoy conocemos y se alinean en el Paseo Marítimo eran poco más que casetas montadas sobre la arena para combatir el calor con cerveza, o con sandías y melones, y disfrutar de platos tradicionales de la cocina marinera valenciana, preparados para ser degustados frente al mar y en buena compañía.

Se aprovechaba entonces que las barcas de los pescadores descargaban en la propia playa para adquirir directamente el pescado y el marisco que, después, sabias manos preparaban en aquellos míticos merenderos.

Hoy, la realidad es otra; pero el sabor es el mismo. Aquellos improvisados merenderos dieron paso a cafeterías y bares y acabaron después en los restaurantes acogedores y auténticos que son hoy. El cielo y el mar son los mismos, el pescado y el arroz son igual de deliciosos y las manos que elaboran los platos y los sirven son, a menudo, de hombres y mujeres unidos por lazos familiares, personales y laborales a aquella mítica Malvarrosa de los primeros años del XX de la que tú, hoy también, puedes disfrutar.
imagen

Los orígenes de la paella

Publicado el

La paella, embajadora de la gastronomía española y símbolo de Valencia. Es sin duda uno de los platos más conocidos, -y cocinados-, de nuestro país. Lo que no sabemos la mayoría de los españoles es cómo, cuándo y porqué se creó este plato tradicional. Y eso es lo que queremos explicar.

La paella nace entre los siglos XV y XVI en las zonas rurales de Valencia, ante la necesidad de los agricultores y pastores de la zona de cocinar una comida fácil y con los ingredientes que tenían a mano en sus campos. Además, un dato curioso es que siempre la comían por la tarde.

Leer más

Tipical spanish: las patatas bravas

Publicado el

No hay nada más típico en España que un aperitivo con los amigos ni nada más típico en Valencia que un aperitivo con los amigos en la Playa de la Malvarrosa, la playa de Valencia más emblemática. Bueno, sí que hay algo más típico que esto, tomar un aperitivo antes de comer una paella en La Malvarrosa.

¿El plan ideal en Valencia? Acudir a mediodía a la Playa de la Malvarrosa, buscar un bar con terraza y vistas al mar (cuanto más tradicional y familiar, mejor será), sentarse y sentir la brisa del mar y sol en la cara y pedir una cerveza y un plato de bravas. Felicidad casi absoluta. De verdad.

Las patatas bravas son los entrantes más típicos de España y aún está por encontrar la persona que desprecie este manjar. La receta básica es muy sencilla: se fríen las patatas, cortadas en cubos, y se les añaden salsa alioli o ajoaceite y salsa brava. En los mejores establecimientos, les dan un toque final espolvoreándolas con pimentón de la Vera. Podéis encontrar infinidad de recetas de patatas bravas: desde las más tradicionales a las más innovadoras.

 

La felicidad absoluta: disfrutar de una paella en La Malvarrosa

La felicidad, con las patatas bravas, la cerveza y los amigos, es casi absoluta; pero, si completas esto con una tradicional paella en La Malvarrosa, alcanzas, seguro, la felicidad absoluta.

Para apostar sobre seguro, tienes que buscar un restaurante tradicional especializado en gastronomía típica valenciana, de esos que cuentan, entre sus especialidades, con paellas, all i pebre y suquets. Si encuentras uno así frente al mar, donde, además tomarte unas bravas de aperitivo, será un lujazo.

Y, si quieres traspasar esa felicidad absoluta, tendrás que buscar un restaurante especializado en paellas, la cual podrás encontrar en una arroceria en la Playa de La Malvarrosa.
imagen

Objetivo: La excelencia

Publicado el

Un buen restaurante no debe conformarse con ofrecer un buen servicio y nada más. Para que un restaurante se califique como bueno y los clientes no se vayan contentos, sino lo siguiente, y para que un restaurante adquiera el calificativo de excelente, tiene que reunir una serie de requisitos imprescindibles. ¿Qué requisitos son esos?

Los 4 requisitos de un buen restaurante

1. Elegir los mejores productos del mercado

Sin duda alguna, elegir productos frescos y de primera calidad hace que cualquier plato ya sea, sin más, todo un lujo. Es una de las primeras premisas que hay que tener en cuenta a la hora de querer ser los mejores.

2. Elaborar los platos con mimo

Si los ingredientes son importantes, las manos que los elaboran no lo son menos. Ser un excelente cocinero implica elaborar cada plato con amor, amor por la cocina y el trabajo bien hecho.

3. Un servicio excelente

Los buenos profesionales en hostelería se notan enseguida. Conocen la carta a la perfección y saben qué platos aconsejarte; tienen conocimientos en maridaje de vinos; están atentos a todo lo que necesites, etc.

4. Mantener una excelente relación calidad-precio

Uno de los puntos que más valoran los clientes es la relación calidad-precio. La calidad nunca puede estar por debajo del precio.

Los restaurantes de la playa Malvarrosa

La playa Malvarrosa es la playa de Valencia urbana por antonomasia. No solo es reconocida por ser uno de los mejores lugares para pasar un día de sol y de relax, sino por ser, además, uno de los sitios donde de puede encontrar un buen restaurante especializado en paellas. Y es que tomar una paella en la Malvarrosa es un auténtico deleite para los sentidos. Si quieres disfrutar del típico plato valenciano, famoso en todo el mundo, no dudes en acudir a una buena arroceria en la playa Malvarrosa.
imagen

Casa Isabel-Valencia cine

Hacer turismo en Valencia

Publicado el

 

Valencia es sin duda, una de las ciudades con más encanto y más turismo al año. Y es que es una capital que ofrece un sinfín de alicientes, una estupenda oferta cultural y de ocio y una gastronomía de las mejores de todo el territorio español. Te presentamos 5 lugares imprescindibles que no te puedes perder si vas a Valencia.

5 lugares que no te puedes perder si vas a Valencia

El casco histórico

La Catedral, la Lonja, las Torres de Serrano, El Palacio del Marqués de Dos Aguas, la Basílica de la Virgen o el Miguelete, son solo algunos de los monumentos que forman parte de la ruta turística obligada de todo amante de la historia y el Arte.

Las playas de la Malvarrosa… ¡No te olvides de la Paella en la malvarrosa!

Si quieres disfrutar de un día de relax, nada como la Playa malvarrosa, la Playa Valencia urbana más famosa de toda la ciudad. Imprescindible: Acudir a alguna Arroceria playa Malvarrosa.

La Puesta de Sol de la Albufera

Uno de los espacios naturales más bonitos de toda la Comunidad valenciana y una de las zonas con mayor valor ecológico de toda España. Si quieres un atardecer de ensueño, no lo dudes, este es tu sitio.

Los Jardines de Monforte

Un lugar con mucho encanto para perderse en pareja entre deliciosos jardines y estatuas. El último jardín histórico-artístico del XIX que queda en la ciudad, imprescindible,

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia

Un lugar de ocio en el que la Ciencia, la Ciencia y la Naturaleza son las protagonistas. No te puedes perder el L’Hemisfèric, L’Oceanogràfic y el Museo de las Ciencias.

No te olvides buscar un buen Restaurante especializado en paellas para disfrutar del plato valenciano por excelencia que se ha hecho famoso en todo el mundo.
imagen

Gastronomía fallera: los imprescindibles

Publicado el

Ya huele a pólvora, las calles están cortadas y los monumentos falleros se alzan imponentes en los barrios de Valencia. Las fallas ya han llegado y con ellas la gastronomía fallera; esta semana, más que nunca, se saborea Valencia.

Cuando comienza el mes de marzo, empezamos a ver en cada esquina puestos de buñuelos y churrerías. Algunos son grandes furgonetas que al desplegarse se convierten en imponentes puestos ambulantes llenos de luces y con la música a tope. Otros, son modestos locales improvisados en los bajos de las casas antiguas de los barrios, donde las abuelas hacen magia en forma de buñuelo con sus recetas tradicionales, liberando un aroma inconfundible que inunda todas las esquinas.

Ya sean de calabaza o de viento, los buñuelos son uno de los dulces más típicos para estas fallas. Acompañados de un chocolate caliente, son merienda, desayuno o resopón imprescindible para todo amante de las fallas.

Aun así, los buñuelos, aunque de gran importancia, no son el único alimento protagonista en la fiesta grande de Valencia. Para los amantes de la mascletà, la horchata de chufa es un gran aliado ante esas horas de sol primaveral que ya comienza a calentar en la ciudad. En manga corta y gafas de sol, los valencianos nos anticipamos al verano refrescándonos con nuestra bebida más típica.

Pero, sin duda, el arroz es el gran aliado de todo fallero durante la semana grande de sus fiestas. Y es que aprovechan para cocinar todo tipo de recetas arroceras a leña, a la fresca, en las calles que durante esa semana están cortadas al tráfico. Desde la clásica paella de pollo y conejo hasta el mítico arròs amb fesols y naps, cada medio día las comisiones falleras se reúnen en el casal para disfrutar de estas clásicas recetas que nunca pasan de moda en estas fechas.

Cuando cae la noche y se acerca la hora de la verbena, los falleros se vuelven a reunir en sus carpas y casales para reponer fuerzas de cara a la noche, y para cenar todos en compañía, organizan las clásicas cenas de sobaquillo, en las que los bocadillos de blanc i negre son los mejores acompañantes para prepararse para las noches de fiesta fallera en las calles de Valencia.

De tapas por la malvarrosa

Publicado el

El fin de semana es ideal para degustar la gastronomía típica valenciana en un restaurante especializado en paellas en la playa de Malvarrosa. No puedes dejar de disfrutar de las delicias que te ofrece alguna arroceria en la playa de Malvarrosa, lugar con encanto y solera, donde el plato estrella valenciano no deja indiferente a nadie.

Pero si quieres algo más ligero o picotear te sugerimos los bares de tapas en la playa de Valencia como una opción perfecta para disfrutar de unos buenos calamares o unas patatas bravas junto a los familiares o amigos.

La cultura del tapeo en Valencia está a la orden del día, por ese motivo una tapa de paella en la Malvarrosa es parte de la  gastronomía de esta ciudad donde, ahora que llega el buen tiempo, apetece pasear y disfrutar de los rayos del sol.

Las tapas más populares

1. Las patatas bravas a fuego lento y con salsa casera a base de alioli, pimentón dulce, pimentón picante y sal.

2. Las clóchinas, mejillón del mediterráneo que solo se cultiva en el puerto de Valencia entre los meses de abril y agosto es otra de las tapas estrella.

3. Los chipirones a la plancha con ajito y perejil, con los que se puede hacer un bocadito perfecto acompañados de una pequeña rebanada de pan artesano

4. En Valencia también se puede disfrutar de una buena sepia con mahonesa o en salsa mery, deliciosa con una cerveza bien fresca.

5. Un sencillo manjar como las croquetas variadas, de jamón, boletus o bacalao, muy crujientes, no faltan en cualquier lista de tapas que se precie.

6. Finalmente, unos buenos calamares es una tapa clásica para cualquier época del año que gusta a todos los públicos.
imagen